Trinitaria – Antonio Carvajal

                                                                                          A Joëlle Guatelli Tedeschi

He aquí la bella flor que desmiente mi invierno como imagen de muerte,
abierta en la luz fría, frente a la nieve hostil, junto a los lirios tímidos
que en las herrizas vírgenes proclaman agrupados el vigor de la vida.

Un discreto perfume, nunca el de la nostalgia, nunca el de los deseos,
sino el constante aroma de las hojas tenaces con su verdor, me acepta
con mi espeso ropaje de ceniza y de humos y mi opaco latido.

Cautivo de su ofrenda, su tersura, su brillo, su vigor, su gallarda
vinculación al aire, vigilo. Ahora la riego, de la escarcha la cubro,
me cubro con sus pétalos, con su mano piadosa que me tiñe de aurora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s